La mirada

Aprendes a dejarte llevar
aprendes a no aprender
a la sensación de reposo y energía
desbordante en tu mirada
limpia, infinita, alegre

1 comentarios:

N. dijo...

Muy bonito.
Gracias por pasarte por mi blog y seguirlo.
¡Un abrazo!